Autor/a
Jordi Altés Salla
Entrenador personal
+

Información general

Descripción
pP@)

  1. Actividad física
  2. Ejercicio físico

 

1.  La actividad física

 
1.1 ¿Qué es la actividad física?

Se entiende por actividad física cualquier actividad corporal que produzca un desgaste energético más elevado que el estado de reposo o metabolismo basal. Por lo tanto, constantemente las personas hacen alguna actividad física, ya sea de mayor o menor intensidad. Es por ello que no únicamente hay que pensar en un gimnasio o en la práctica de un deporte cuando se habla de actividad física, sino que también se incluyen actividades diarias mucho más habituales.

Para poner un ejemplo válido para todo el mundo, se puede imaginar la rutina diaria de cualquier persona, desde que se levanta hasta que se acuesta, y se verá que está haciendo actividad física constantemente: para levantarse de la cama aumenta los requerimientos energéticos para ponerse en pie, cuando se lava la cara utiliza la fuerza de los brazos, cuando va hacia la cocina para hacer el café necesita que las piernas hagan un pequeño esfuerzo para llegar a la cocina, después coge la botella de leche, recoge la mesa, se viste, baja las escaleras de casa, coge el coche, etc. Y así hasta la hora de ir a dormir, hace actividad física sin apenas parar. Eso sí, normalmente de intensidad tan baja que ni tan solo se nota.

SIEMPRE QUE SE HABLA DE MOVIMIENTO SE ESTÁ HACIENDO ACTIVIDAD FÍSICA. 

 

1.2 ¿Por qué es importante la actividad física?

Para poder responder a esta pregunta es preciso saber antes qué es lo que se entiende por salud. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedades.

La actividad física mejora todos los aspectos incluidos dentro de esta definición:

  • el bienestar físico 
  • el bienestar mental 
  • el bienestar social 
  • la prevención y el tratamiento de enfermedades


Así pues, hay que ver la actividad física como una parte importante dentro de un estilo de vida saludable (donde también se incluye la alimentación, el descanso, los hábitos higiénicos, etc.), ya que puede intervenir de manera muy decisiva para mejorar todos los aspectos relacionados con la salud.

Pero que la actividad física permita alcanzar todas estas metas depende, evidentemente, de que se haga en la justa medida; como norma general, la actividad física que se lleva a cabo durante las tareas diarias habituales es inadecuada (normalmente insuficiente, pero también puede ser excesiva para determinadas partes del cuerpo). Es por ello que hay que hacer un programa de actividad física adicional (también denominado programa de ejercicio físico) que permita conseguir un elevado bienestar físico, mental y social, así como prevenir y tratar las enfermedades o, dicho de otra manera, que mejore tanto como sea posible la salud de la persona. 


1.3. ¿Qué es la actividad física saludable?

Como su nombre indica, es el tipo y la cantidad de actividad física considerada beneficiosa para la salud de cada persona. A pesar de que hay unas bases generales establecidas que determinan el tipo, la cantidad y la intensidad de actividad física) que se debería hacer en cada etapa del ciclo vital (infancia, adolescencia, edad adulta y vejez), se deben de tener en cuenta las características diferenciadoras de cada persona a la hora de decidir qué es lo que más conviene para poder conseguir el mayor beneficio físico, mental y social, y a la vez prevenir la aparición de ciertas enfermedades o tratar las que ya se pueda tener.

Normalmente, cuando se habla de la actividad física que debe hacer cada persona para encontrarse dentro de los niveles de actividad física saludable (en función de las características personales: edad, sexo, peso, alimentación, lesiones, actividades diarias, etc.), se excluyen las actividades físicas de intensidad insignificante.

Por ejemplo, si se considera que una persona adulta debe hacer treinta minutos al día de actividad aeróbica (que es un tipo de actividad física), a intensidad media o baja, para cumplir los parámetros de actividad física saludable en cuanto a la resistencia cardiovascular (es una de las cualidades físicas), no se tendrán en cuenta actividades como comer, lavar los platos, trabajar con el ordenador, etc., ya que, a pesar de que activan el sistema aeróbico (suponen una cierta actividad física), la intensidad es demasiado baja (insignificante). En cambio, otras actividades, como pasear a un buen ritmo o hacer trabajos físicamente activos, sí que cumplen estos parámetros y, por lo tanto, pueden estar incluidas dentro de los treinta minutos diarios de actividad física aeróbica. Para facilitar esta diferenciación, se considera que las actividades que producen una fatiga ligera, moderada o vigorosa son válidas para mejorar las cualidades físicas y, por lo tanto, se encuentran dentro de la actividad física saludable, siempre y cuando se hagan en la medida justa.

Cuando se habla de la cantidad y el tipo de actividad física que se debe hacer para mejorar la calidad de vida (actividad física saludable), se piden unos parámetros mínimos, por ejemplo treinta minutos de actividad física aeróbica a intensidad media (moderada), es decir, caminar media hora al día a un ritmo que canse un poco. Estos requerimientos se pueden sobrepasar sin que el resultado se vea afectado, por ejemplo, si se camina una hora a intensidad vigorosa, esta actividad continuará siendo beneficiosa para la salud. A pesar de ello, hay que tener en cuenta que si la intensidad es excesiva puede que la actividad se convierta en perjudicial, por ejemplo, salir a correr dos horas todos los días a un ritmo muy elevado posiblemente acabará repercutiendo negativamente en la salud de la persona.

La mayor parte de deportistas de alto nivel (y muy a menudo también los amateurs), así como los trabajadores de determinados trabajos, sobrepasan los límites de actividad física saludable, lo cual puede provocar a corto o a largo plazo problemas de salud crónicos importantes (hernias discales, artrosis, etc.).

LA ACTIVIDAD FÍSICA SALUDABLE SON TODOS LOS MOVIMIENTOS QUE PROVOCAN UNA MEJORA DE LA SALUD.

 

2.  El ejercicio físico

 

2.1 ¿Qué es el ejercicio físico?

A menudo es habitual oír hablar de ejercicio físico como sinónimo de actividad física, pero hay que tener en cuenta que el ejercicio físico no es más que una parte de la actividad física programada y encaminada a mejorar las cualidades físicas de forma intencionada. O sea, que no es preciso hacer actividades demasiado sofisticadas como ir al gimnasio o hacer un partido de fútbol para hacer ejercicio físico; también sirven actividades más habituales como pasear o subir escaleras, siempre que estas actividades estén bien planificadas.

Teniendo en cuenta la definición de actividad física (cualquier actividad corporal que produzca un desgaste energético más elevado que el producido en estado de reposo) y la de ejercicio físico (una parte de la actividad física dirigida a mejorar las cualidades físicas de forma intencionada), se puede considerar que la principal diferencia que existe entre ambas es la intencionalidad que presenta la segunda, pero nunca hay que olvidar que siempre que se está haciendo ejercicio físico se está llevando a cabo una actividad física.

Por ejemplo, el simple hecho de caminar treinta minutos para ir al trabajo es una actividad física (el objetivo es llegar al puesto de trabajo), pero si se decide caminar treinta minutos hasta el trabajo (la misma actividad que antes) a un ritmo determinado con el objetivo de mejorar una o diversas cualidades físicas, se estará haciendo ejercicio físico. A pesar de que la persona llegará igualmente al puesto de trabajo, modifica la forma de cómo llegar para mejorar las cualidades físicas, o sea, que para alcanzar el objetivo ha planificado la actividad física y la ha convertido en ejercicio físico.

EL EJERCICIO FÍSICO SON TODOS LOS MOVIMIENTOS PLANIFICADOS PARA MEJORAR LAS CUALIDADES FÍSICAS. 


2.2 ¿Qué es el ejercicio físico saludable?

Como se puede apreciar en la definición de ejercicio físico, la principal característica es que permite mejorar las cualidades físicas de forma intencionada, mediante una programación. Este resultado de mejora de las cualidades físicas puede tener un amplio abanico de finalidades.

Por ejemplo, el objetivo de hacer ejercicio físico para un atleta es mejorar las cualidades físicas para correr más rápido; para un bombero es mejorar las cualidades físicas para responder de manera más eficaz a las posibles emergencias, y para un informático es, por ejemplo, prevenir el dolor de espalda derivado de su trabajo. Como puede comprobarse, hacer actividad física puede responder a numerosos objetivos, y uno de estos objetivos es la mejora de la salud. Por lo tanto, el ejercicio físico saludable es aquel ejercicio físico que proporciona beneficios para la salud.

El ejercicio físico saludable está fuertemente relacionado con la actividad física saludable, ya que ésta no es más que la suma entre las actividades físicas cotidianas que hace cada persona y el ejercicio físico que lleva a cabo con el objetivo de mejorar su calidad de vida (o salud).

El ejercicio físico saludable depende mucho de las necesidades de cada persona, de modo que no todo el mundo debe hacer lo mismo para considerar que está llevando a cabo este tipo de ejercicio físico. Es por ello que hay muchas diferencias entre lo que se considera beneficioso para un niño o una niña, para una persona adulta y para un anciano. Aparte de eso también se pueden encontrar diferencias en función de los antecedentes de actividad física de la persona, de la rutina diaria, de las características físicas, etc.

Por ejemplo, para mejorar la fuerza (es una cualidad física) los ejercicios indicados para un niño o una niña son muy diferentes que los indicados para una persona adulta y los de ésta tampoco son los mismos que para un anciano (en este caso la diferencia es la etapa del ciclo vital en que se encuentran). Y, continuando con el ejemplo, también se tendrán que escoger unos ejercicios diferentes para un paleta que para una profesora de instituto o para alguien con artrosis (en este caso la diferencia son las características personales).

EL EJERCICIO FÍSICO SALUDABLE ES AQUEL QUE PROPORCIONA BENEFICIOS PARA LA SALUD. 

 

2.3 Problemas derivados del ejercicio físico 

Si bien es cierto que el ejercicio físico realizado correctamente es un perfecto aliado tanto para la buena salud y la prevención de enfermedades como para la recuperación de lesiones y el tratamiento de enfermedades, es preciso tener en cuenta que hacerlo correctamente no es tan fácil.

Hay unas pautas generales que intentan proponer cuál es la actividad física saludable, o sea, la cantidad y la intensidad de trabajo para cada una de las cualidades físicas. Estas pautas son bastante fáciles de interpretar y cada cual puede intentar seguirlas por su cuenta, siempre que por determinadas razones de salud no lo tenga que consultar antes con su equipo médico. Lo más difícil es saber escoger correctamente las actividades que se deben llevar a cabo.

Por ejemplo, la actividad cardiovascular (resistencia) se puede llevar a cabo caminando, corriendo, en bicicleta, nadando, con un deporte de equipo, etc. Cada una de estas actividades entra dentro del mismo grupo, pero sus efectos tanto en el sistema cardiovascular como en cada una de las partes del organismo pueden ser diferentes, o sea, lo que es bueno para una persona puede no serlo para otra. Para seguir con el ejemplo anterior, una persona con un sobrepeso importante puede ir en bicicleta, caminar o nadar sin ningún problema, pero si se pone a correr aumentará el riesgo de hacerse daño en las articulaciones (sobre todo las rodillas y la columna vertebral).

Para entender mejor este punto se pueden analizar estos tres casos: 

  • En el caso de un problema de salud. Para un chico de veinte años, correr durante media hora (ejercicio físico) es beneficioso para la salud ya que mejorará su resistencia cardiovascular (cualidad física). En cambio, si este chico es obeso el mismo ejercicio físico será perjudicial ya que tendrá un riesgo muy elevado de sufrir una lesión a las rodillas. Esta persona, para mejorar la resistencia cardiovascular, tendría que nadar, por ejemplo. 
  • En el caso de diferencia en la etapa del ciclo vital. Para una mujer de treinta años, hacer ejercicios de musculación en el gimnasio durante cuarenta y cinco minutos (ejercicio físico) es beneficioso porque mejorará su fuerza (cualidad física). En cambio, si se trata de una niña de doce años, este mismo ejercicio será perjudicial, ya que podría sufrir irregularidades en el desarrollo corporal (sobre todo en los huesos). Esta niña podrá mejorar la misma cualidad física (aunque de una forma y a un nivel diferente) por medio de los juegos, por ejemplo, saltando a cuerda. 
  • En el caso de diferencia en el estilo de vida. Para una enfermera, hacer ejercicios de musculación durante diez minutos para mejorar la fuerza de los hombros (ejercicio físico) es beneficioso porque mejorará la fuerza (cualidad física) de esta parte del cuerpo. En cambio, si se trata de un pintor, este ejercicio será perjudicial porque acostumbrará a tener esta musculatura demasiado fatigada; tendrá que hacer ejercicios de fuerza y flexibilidad para compensar este desequilibrio.

 
También hay que recordar que cuando alguien se obsesiona con algún aspecto de la actividad física los efectos pueden ser muy perjudiciales. Algunas veces las ganas que tienen los deportistas para ser los mejores los lleva a consumir sustancias (legales e ilegales) que aumentan su rendimiento, lo cual, ya sea a corto o a largo plazo, acaba pasando factura a la salud. Del mismo modo, hay enfermedades relacionadas con la imagen que tienen mucho que ver con la actividad física; la más conocida es la vigorexia. Este problema de salud consiste en una alteración del comportamiento de una persona que dedica de forma obsesiva gran parte de su tiempo a incrementar la musculatura y a construir su cuerpo de acuerdo con ciertos estándares, lo que conlleva a menudo un entrenamiento excesivo y una ingestión peligrosa de alimentos y otras sustancias. 

 

 

   

Definiciones
Actividad física

Cualquier actividad corporal que produzca un desgaste energético más elevado que el metabolismo basal.

Cualquier movimiento que rompa el estado de reposo.  

Lavar los platos.
Levantarse de una silla.
Correr.
Lavarse la cara.
Jugar a tenis.
Conducir un coche.
Trabajar con el ordenador. 
 

Salud

El estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedades (OMS).

 

Actividad física saludable

El tipo y la cantidad de actividad física considerada beneficiosa para la salud de cada persona.

 

Ejercicio físico

Una parte de la actividad física dirigida a mejorar las cualidades físicas de forma intencionada.

Nadar seis piscinas.
Caminar veinte minutos.
Subir tres pisos por las escaleras.
Hacer 5 km en bicicleta.

Ejercicio físico saludable

El tipo y la cantidad de ejercicio físico necesario para alcanzar la actividad física saludable.

 

 

 

Relación entre las diferentes definiciones

  • Siempre que se habla de movimiento se está haciendo actividad física. 
  • La actividad física saludable son todos los movimientos que provocan una mejora de la salud. 
  • La actividad física cotidiana son todos los movimientos que se hacen sin intención de mejorar las cualidades físicas. 
  • El ejercicio físico son todos los movimientos planificados para mejorar las cualidades físicas. 
  • La actividad física saludable, la actividad física cotidiana y el ejercicio físico son actividades físicas. 
  • Todas las personas hacen actividad física cotidiana, pero normalmente es insuficiente para hacer actividad física saludable. 
  • Actividad física cotidiana + ejercicio físico saludable = actividad física saludable. 
  • No todo ejercicio físico sirve para alcanzar la actividad física saludable.
p Leer más...

Historia
pP@)

  1. Evolución de la actividad física 
  2. Evolución del ejercicio físico 
  3. Evolución del ejercicio físico saludable 

 

1.  Evolución de la actividad física

Una vez explicado el concepto de actividad física, es fácil imaginarse la evolución que ha tenido a lo largo de la historia de la humanidad. No se debe olvidar que cualquier pequeño movimiento corporal que suponga un desgaste energético superior al de reposo es considerado actividad física.

Hay que tener en cuenta que actualmente hay muchas diferencias en la actividad física según la sociedad de que se habla e incluso dentro de una misma sociedad, ya que no todo el mundo hace lo mismo. En nuestro caso, se hablará de los comportamientos más habituales en la sociedad occidental.

En la antigüedad, los seres humanos llevaban a cabo todas las tareas cotidianas sin ningún tipo de objeto de ayuda, tan solo con los recursos corporales de que dispone la especie; así pues, una tarea tan fácil actualmente como ir al supermercado para comprar la comida de la semana (requiere un esfuerzo físico muy bajo), para ellos suponía un enorme desgaste físico, ya que se tenían que desplazar a buscar la comida al árbol o cazar una presa, etc. Con la aparición primero de los utensilios y después de la maquinaria, se han ido disminuyendo los requerimientos físicos para hacer la misma tarea. Pero ha sido sobre todo durante la segunda mitad del siglo XIX cuando, con la industrialización y los cambios sociales consiguientes, hubo un descenso en picado de los requerimientos físicos para desarrollar las tareas cotidianas.

El siglo XX (y los primeros años del XXI) merece mención aparte, ya que la actividad física ha sufrido a lo largo de estos cien años cambios constantes. Sobre todo durante la primera mitad de siglo pasado: la mayor parte de las personas vivía para trabajar, de manera que durante buena parte del día estaban en el trabajo, que a menudo requería un esfuerzo físico importante. Se comenzaba a trabajar de pequeño hasta que por alguna razón ya no se podía más o se moría. A medida que pasaron los años, se ha producido un gran número de mejoras sociales (derechos personales, reducción de la jornada y la vida laboral, mejores condiciones de vida, enriquecimiento económico, aumento del tiempo libre y de ocio, cambio de mentalidad, etc.) que, junto con el gran desarrollo tecnológico e industrial (hay máquinas casi para todo), han provocado un cambio radical en el estilo de vida de las personas, y dentro de estos cambios se encuentra la reducción (radical, si se compara con la primera mitad del siglo XX) de la actividad física realizada de forma no planificada, es decir, la que no implica ejercicio físico.

En resumen, se puede considerar que la actividad física no planificada (la que se hace durante todo el día sin intención de trabajar las cualidades físicas) ha sido muy alta durante toda la historia de la humanidad. Durante el último siglo, en cambio, la evolución del estilo de vida ha hecho que se haya llegado a un punto en que la actividad física es casi siempre insuficiente. Así pues, nunca se ha hecho actividad física saludable durante las tareas cotidianas; antes era excesiva y ahora resulta insuficiente. Actualmente se sabe cuál es la actividad física saludable para cada persona y, por lo tanto, en función de su actividad diaria se pueden establecer una serie de ejercicios físicos (planificados) para garantizar la actividad física saludable.

LA ACTIVIDAD FÍSICA HA PASADO DE SER EXCESIVA EN LA ANTIGÜEDAD A SER INSUFICIENTE HOY EN DÍA.

 

2.  Evolución del ejercicio físico

Hace muchos siglos que la humanidad es consciente de algunos de los beneficios que tiene el ejercicio físico en la mejora de las cualidades físicas, a pesar de que, desde el inicio de este descubrimiento y hasta bien entrado el siglo XX, el principal objetivo del entrenamiento era militar (todas las civilizaciones han intentado tener los hombres más fuertes para la guerra). Además, la mayoría de espectáculos “deportivos” tenían una intención bélica (eran los soldados quienes participaban).

Durante la Edad Media, también utilizaban el entrenamiento las personas ricas y poderosas para cuidar la imagen pública. Por ejemplo, un rey no tenía que saber luchar bien, pero tenía que aprender a montar a caballo según los cánones establecidos. 

El deporte moderno (tal y como se conoce ahora) ha aparecido hace alrededor de un siglo y medio y se ha ido expandiendo muy rápidamente hasta el punto que se ha convertido en un espectáculo de masas. Actualmente, debe diferenciarse entre el deporte como ocio y el deporte como competición:

  • El deporte como ocio. Normalmente hay que considerarlo como una simple actividad física. Se habla de deporte como ocio cuando el objetivo principal de hacer una actividad deportiva es gozar. Por ejemplo, cuando un grupo de amigos queda una vez al mes para jugar un partido de fútbol, ya que esta actividad no es más que una excusa para pasarlo bien todos juntos, o también cuando una familia va un fin de semana a esquiar, ya que pretende hacer una actividad familiar y no mejorar las cualidades físicas (a pesar de que éstas mejoran, no es el objetivo de la actividad). Esta fue la primera vertiente del deporte, pero rápidamente se adoptó también la vertiente competitiva. 
  • El deporte como competición. Tiene todas las características de un ejercicio físico (actividad física intencionada). En esta vertiente se incluyen tanto el deporte profesional o de alto nivel como el deporte amateur, ya que el objetivo de ambos es mejorar las cualidades físicas del deportista de forma planificada para que aumente el rendimiento en su disciplina. Por ejemplo, cuando una niña se apunta al equipo de baloncesto de la escuela y va a entrenar dos días por semana, su entrenadora planifica una rutina para que la niña mejore sus cualidades físicas y sea mejor jugadora de baloncesto.

 
DESDE HACE SIGLOS SE UTILIZA EL EJERCICIO FÍSICO PARA MEJORAR LAS CUALIDADES FÍSICAS.

 

3.  Evolución del ejercicio físico saludable

No es hasta comienzo del siglo XX que nuestra cultura ha comenzado a hablar cada vez más del ejercicio físico como herramienta para ayudar a mantener una buena salud. En este apartado se puede diferenciar el ejercicio físico como tratamiento y el ejercicio físico como una parte del estilo de vida saludable (o preventivo):

  • El ejercicio físico como tratamiento de los problemas de salud de las personas. Desde principios del siglo pasado se habla de dicho tipo de ejercicio físico. Para acelerar y mejorar el proceso de recuperación de muchas enfermedades, los médicos comenzaron a recomendar entre otras cosas una rutina de ejercicios físicos. A pesar de ello, la falta de conocimientos en este campo hacía que la reacción del médico normalmente fuese prohibir un gran abanico de actividades físicas habituales.

    También hay que tener en cuenta que después de las dos grandes guerras del siglo XX, se produjo una evolución muy grande en la rehabilitación a causa del ejercicio físico de los heridos de guerra. En los hospitales se encontraban que, debido a la larga inactividad a que los heridos estaban sometidos (tendidos en la cama o sentados en una silla), surgían muchos problemas de salud, como por ejemplo pérdida de movilidad, inflamaciones articulares, etc., y la única solución era hacerlos mover de una manera bien planificada. 
  • El ejercicio físico preventivo. Esta es la parte del ejercicio físico más moderna. Ha aparecido de forma bien estructurada hace unas décadas, se puede decir que a final del siglo XX, a pesar de que antes ya existía (se limitaba a recomendaciones muy básicas y poco estudiadas).

    Actualmente se conoce bien la importancia de hacer ejercicio físico bien planificado para llevar un estilo de vida saludable y para prevenir un gran número de enfermedades crónicas. La sociedad ha adoptado un sistema bastante completo de oferta de ejercicio físico saludable para toda la población, de modo que ayuntamientos, asociaciones, gimnasios, complejos turísticos, etc., ofrecen a menudo actividades puntuales o perdurables para promocionar y aprovechar todos estos beneficios. A pesar de ello, puesto que se trata de una vertiente muy nueva del ejercicio físico, aún hay un largo camino para aprovechar todas sus posibilidades.

 
LOS BENEFICIOS QUE PUEDE TENER EL EJERCICIO FÍSICO PARA LA SALUD SE HAN DESCUBIERTO EN EL SIGLO XX Y ACTUALMENTE TIENEN UN GRAN PESO.

p Leer más...

Tipos
pP@)

 

La actividad física engloba todos los movimientos o actividades corporales que exigen unos requerimientos energéticos superiores a los del estado de reposo. El organismo humano es muy complejo y permite un numeroso abanico de actividades diferentes que conllevan la realización de actividad física. Es por ello que se puede hablar de numerosos tipos de actividad física según el punto de vista des del que se analiza.

Los tipos de actividad física presentados a continuación son los que ahora se ha considerado conveniente citar; evidentemente, hay otros. Además, se pueden analizar de forma diferente según los objetivos de la clasificación: 1. Tipos de actividad física según la vía energética requerida, 2. Tipos de actividad física según los movimientos, 3. Tipos de actividad física según las capacidades (o cualidades) físicas desarrolladas, 4. Tipos de actividad física según la intensidad, 5. Tipos de actividad física según el objetivo, 6. Tipos de actividad física según su intencionalidad.

 

1. Tipos de actividad física según la vía energética requerida 

    • Actividad física aeróbica 
    • Actividad física anaeróbica

2. Tipos de actividad física según los movimientos

    • Actividad física general 
    • Actividad física específica (o analítica)  

3. Tipos de actividad física según las capacidades (o cualidades) físicas desarrolladas 

    • Resistencia 
    • Flexibilidad 
    • Velocidad 
    • Fuerza

4. Tipos de actividad física según la intensidad 

    • Actividad física insignificante 
    • Actividad física ligera 
    • Actividad física moderada 
    • Actividad física vigorosa 
    • Actividad física excesiva

5. Tipos de actividad física según el objetivo  

    • Bienestar (wellness) 
    • Estar en forma (fitness) 
    • Rendimiento 
    • Rehabilitación 
    • Recuperación 
    • Readaptación

6. Tipos de actividad física según su intencionalidad 

    • Actividad física 
    • Ejercicio físico informal 
    • Ejercicio físico formal

 

p Leer más...

Análisis de las actividades físicas y desportivas más frecuentes en los centros deportivos
pP@)

1. Introducción, 2. Natación, 3. Aquagym y similares, 4. Aeróbic y similares, 5. Actividades de tonificación, 6. Yoga, Pilates y similares, 7. Aeróbic con bicicleta, 8. Ejercicio en la sala de fitness, 9. Deportes.

 

1. Introducción

Un centro o complejo deportivo es el lugar donde se reúnen las personas para hacer una o varias actividades deportivas. Debe tener las instalaciones, el material y el personal necesarios para llevarlas a cabo en las mejores condiciones posibles.

Esta definición del Plan director de instalaciones y equipamientos deportivos de Cataluña es muy amplia, ya que no distingue entre campos de fútbol, pabellones polideportivos, salas de fitness, piscinas, etc. La mayoría de estas instalaciones existen desde hace muchos años y hasta hace poco tenían el objetivo principal de mejorar el rendimiento de sus miembros o equipos.

Aunque todavía hay muchos clubes deportivos que tienen este objetivo, desde finales del siglo pasado están surgiendo complejos deportivos preparados tanto en lo que se refiere a personal como al material para satisfacer principalmente los objetivos de fitness y wellness (en ellos, también se puede mejorar el rendimiento y hacer rehabilitación). Estos centros acostumbran a aglutinar varias instalaciones de carácter deportivo, como piscina, sala de musculación, gimnasio o salas para hacer actividades dirigidas.

En este apartado, se pretende analizar las actividades físicas y deportivas más habituales que se hacen en este tipo de centros, sobre todo desde un punto de vista de bienestar y de estar en forma. Se debe tener en cuenta que existe una nomenclatura muy extensa que lleva a dar nombres diferentes a actividades que, en realidad, son muy parecidas, ya que esto depende del centro donde se lleva a cabo o de si alguna empresa ha patentado el nombre (por ejemplo, spinning es un nombre patentado, pero se pueden encontrar actividades muy parecidas con nombres como cycling o ciclo indoor). 

 

2. Natación

Nadar consiste en desplazarse por el agua, con los movimientos corporales necesarios, sin tocar el suelo. Hay muchas formas de nadar y no hace falta que sean las mismas que se usan en las competiciones (crol, braza, espalda y mariposa).

Para mejorar el fitness y el wellness, es importante que predomine la técnica de crol y de espalda (en los dos casos se pueden utilizar diversas variantes), la braza se puede hacer, pero en menor cantidad, y mejor evitar el estilo mariposa. La actividad se ha de llevar a cabo a una intensidad ligera o moderada.

La natación, si se hace como se recomienda en el párrafo anterior, tiene numerosos beneficios para la salud, ya que mejora la resistencia aeróbica, la fuerza y la movilidad articular, y es muy útil para prevenir algunos problemas de salud óseos y articulares

En este caso, como en todo tipo de ejercicio físico, es básico tener una buena ejecución técnica para evitar problemas de salud derivados de una mala realización del ejercicio. Por lo tanto, si una persona no sabe nadar correctamente o sufre algún problema de salud, debería solicitar antes la opinión de un profesional de la salud capacitado.

 

3. Aquagym y similares

Consiste en la realización de una serie de ejercicios que implican la movilidad de las extremidades inferiores y superiores, que se hacen dentro del agua y, normalmente, de pie (el nivel del agua se encuentra a media altura). Se suele utilizar música y las sesiones pueden incluir una coreografía sencilla.

Se trata de una actividad que mejora la resistencia aeróbica, la fuerza y la movilidad articular, y suele ser muy útil para personas mayores, con obesidad o con problemas de salud óseos y articulares.

Los beneficios son los propios de trabajar en el medio acuático (no hay impacto, no se soporta tanto peso, se pueden hacer movimientos que serían imposibles en el suelo, etc.) y, además, la actividad permite que cada persona ejecute los ejercicios a la intensidad que crea que puede tolerar. 

 

4. Aeróbic y similares

Es una actividad colectiva que consiste en la realización de movimientos corporales continuos, en los cuales se procura mover toda la musculatura posible. Las clases se suelen hacer con música y con coreografía.

Como su nombre indica, el objetivo principal de esta actividad es mejorar la resistencia aeróbica y beneficiarse de la pérdida calórica que esto implica. Es, por lo tanto, una actividad muy efectiva para personas con sobrepeso.

Dado que no son actividades personalizadas, debe tenerse en cuenta que su intensidad puede ser muy variada (en función del centro y del profesor). Así pues, no conviene hacer aeróbic hasta que la persona no esté físicamente preparada para soportarlo sin que le conlleve una intensidad excesiva.

 

5. Actividades de tonificación

Componen este grupo todas aquellas actividades colectivas dirigidas por un profesor en las que se trabajen uno, varios o todos los grupos musculares (depende del tipo de actividad de tonificación ofrecida en el centro). Las clases se suelen hacer con música y pueden tener una coreografía sencilla.

Su objetivo principal es mejorar la fuerza muscular. A causa de la gran variedad de este tipo de actividades (gran abanico de intensidades de trabajo y de grupos musculares trabajados), los participantes han de tener muy claro si la clase que quieren hacer es la más conveniente para sus características. Como norma general, las más beneficiosas son aquellas que implican un trabajo general de toda la musculatura.

Como estas actividades suelen implicar la movilización de una carga externa (pesas), se ha de prestar mucha atención a la correcta realización técnica antes de aumentar la intensidad de ejecución.

 

6. Yoga, Pilates y similares

En este grupo, se incluyen muchas actividades que se han puesto de moda últimamente (ya existían desde hace muchos años) y que tienen como punto en común que dan una gran importancia a la consciencia corporal y a la flexibilidad.

Su objetivo es hacer trabajar la musculatura de forma que se consiga un equilibrio corporal (en muchos casos también se habla de equilibrio cuerpo-mente) y, de esta forma, prevenir o tratar algunos de los problemas físicos derivados sobre todo del estrés y del estilo de vida sedentario (como cervicalgias o lumbalgias).

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que, como cualquier otra actividad física, el hecho de que este tipo de actividades sea o no beneficioso para la salud depende de las características personales de cada uno y del tipo de actividad que se hace. Así pues, una misma clase de Pilates puede ser muy beneficiosa para una persona y muy perjudicial para otra. A parte, hay que recordar que a menudo se modifican las actividades, es decir, que el Pilates ofrecido en un centro puede ser totalmente diferente del que se ofrece en otro.

A pesar de que hay que tener muy en cuenta lo que se ha dicho en el párrafo anterior, el hecho de que, como norma general, estas actividades se lleven a cabo a intensidades ligeras y moderadas y de que intenten buscar el equilibrio corporal, hace que sean muy recomendables para alguien que busca el bienestar físico.

 

7. Aeróbic con bicicleta

Se incluyen en este grupo todas aquellas actividades que se hacen en grupo, dirigidas por un profesor y que se hacen encima de una bicicleta estática. Se trabaja la resistencia aeróbica y anaeróbica, habitualmente de forma vigorosa.

El objetivo que normalmente quieren comunicar los centros deportivos es la pérdida rápida y efectiva de grasa corporal, gracias a la alta intensidad de las sesiones, y aunque es cierto que durante la clase se queman una gran cantidad de calorías, hay que tener en cuenta que esto se consigue mediante una exigencia muy elevada del sistema cardiovascular. Sería, pues, una actividad más adecuada para mejorar el rendimiento que para el fitness y el wellness.

Debe recordarse, pues, que si se quiere prescribir ejercicio físico saludable hay otras opciones más adecuadas. Por ejemplo, si el objetivo es perder grasa corporal, se puede hacer un trabajo adecuado en la sala de fitness sin llegar a las intensidades exigidas en el aeróbic con bicicleta y, aunque no se quemen calorías tan rápidamente, se hará sin tantos riesgos para la salud.

 

8. Ejercicio en la sala de fitness

Una sala de fitness es aquel espacio dentro de un centro deportivo que contiene la maquinaria y el material necesarios para trabajar las cualidades físicas. A grandes rasgos, suele estar compuesta de máquinas de tonificación, máquinas cardiovasculares, zona de peso libre (lo que se conoce como pesas) y zona de estiramientos, y permite llevar a cabo un entrenamiento completo (calentamiento, parte principal y vuelta a la calma).

El entrenamiento en este tipo de espacios permite trabajar cualquier cualidad física, a cualquier intensidad y cualquier grupo muscular. Así pues, si se dispone de un programa de entrenamiento personalizado, cada persona puede conseguir de la forma más adecuada sus objetivos, siempre que sean realistas. Por ello, el punto fuerte de estos espacios es que pueden ser útiles para cualquier persona, aunque hay que remarcar siempre la importancia de consultar con un profesional para saber qué hacer y cómo hacerlo. 

 

9. Deportes

Deporte es cualquier actividad física que se haga como un juego o competición y que suponga el seguimiento de unas normas determinadas.

El componente competitivo de los deportes hace que normalmente sus participantes no controlen la intensidad con qué los practican y que lleguen a intensidades vigorosas e, incluso, excesivas. Ello hace que exista un riesgo más elevado de sufrir problemas de salud que en otros ejercicios físicos más controlados, sobre todo cuando la práctica deportiva se hace de forma poco habitual y sin tener una buena base de condición física.

p Leer más...

74 Valoraciones, valoración media 4,3 de 5.

12345
Guardando valoración... Guardando valoración...
Última modificación: 05/12/19 11:55h

Comentarios

Listado

Ian 09 de Abril de 2021
Gracias por la información
p Leer más... 12345
Denice 15 de Mayo de 2021
Me gusta
p Leer más... 12345
Angels 27 de Mayo de 2021
M' agrada, és molt interessant. Cal tenir en compte, i cuidar la salut, l' activitat és important, proporciona benestar.
p Leer más...
Clau 19 de Marzo de 2022
Esta genial, muy completo
p Leer más... 12345

Envía un comentario

12345

Números y letras minúsculas.
  Atención: El comentario será revisado antes de ser publicado.