Sistema digestivo
Tubo digestivo

Autor/a
Julia Reiriz Palacios
Doctora en Medicina
p

Estructura microscópica
P@)

En la pared del tubo digestivo distinguimos las siguientes capas, de dentro a fuera: mucosa, submucosa, con numerosos vasos sanguíneos, nervios, vasos linfáticos y ganglios linfáticos, y dos capas de músculo liso, que pueden aparecer engrosadas y modificadas, y formar un anillo llamado esfínter, que actúa como una válvula. El sistema nervioso entérico se ocupa de la coordinación de los movimientos del tubo digestivo y se conecta con el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático. El sistema nervioso parasimpático estimula todos los procesos de secreción y movimiento del sistema digestivo, mientras que el sistema nervioso simpático los inhibe. 

Boca
pP@)

La boca es la primera parte del tubo digestivo, aunque también se emplea para respirar. Está tapizada por una membrana mucosa y limitada por las mejillas y los labios. El espacio en forma de herradura situado entre los dientes y los labios se llama vestíbulo y el espacio situado por detrás de los dientes es la cavidad oral propiamente dicha. El techo de la cavidad oral está formado por el paladar, que consiste en dos partes: una ósea, llamada paladar duro, formada por parte de los huesos maxilar, superior y palatinos, y otra, llamada paladar blando o velo del paladar, formada por músculos pares recubiertos de mucosa; la parte de detrás es libre y se llama úvula.

 

A cada lado del paladar blando hay elistmo de las fauces o puerta de comunicación de la cavidad oral con la parte oral de la faringe u orofaringe. Por su parte anterior la cavidad oral se comunica con el exterior por la abertura de la boca.

p Leer más...

Faringe
pP@)

La faringe es un tubo que continúa a la boca y constituye el extremo superior común de los tubos respiratorio y digestivo. En su parte superior desembocan los orificios posteriores de las fosas nasales o coanas, en su parte media desemboca el istmo de las fauces o puerta de comunicación con la cavidad oral, y su parte inferior continúa con el esófago, de modo que conduce alimentos hacia el esófago y aire hacia la laringe y los pulmones. Se divide en tres partes: la nasofaringe, situada por detrás de la nariz y por encima del paladar blando, la orofaringe, situada por detrás de la boca, y la laringofaringe, situada por detrás de la laringe. Debido a que la vía para los alimentos y el aire es común en la faringe, algunas veces la comida pasa a la laringe, lo que produce tos y sensación de ahogo, y otras veces el aire entra en el tubo digestivo, y se acumula gas en el estómago, lo que provoca eructos.

 

Nasofaringe. Se la considera la parte nasal de la faringe, ya que es una extensión hacia atrás de las fosas nasales. Tiene una función respiratoria. Hay varias colecciones de tejido linfoide llamadas amígdalas; así, en su techo y pared posterior, la amígdala faríngea (llamada popularmente vegetaciones o adenoides y que, en caso de infección, puede dar lugar a una otitis media, con el peligro consiguiente de pérdida de audición temporal o permanente). En su pared externa desemboca la trompa de Eustaquio, que es la comunicación entre el oído medio y la nasofaringe

 

Orofaringe. Es la parte oral de la faringe y tiene una función digestiva, ya que es la continuación de la boca a través del istmo de las fauces. La orofaringe está limitada por arriba por el paladar blando, y por abajo por la base de la lengua. Encontramos las amígdalas palatinas (que cuando se infectan son llamadas popularmente anginas), lingual y faríngea. Todas ellas constituyen una banda circular de tejido linfoide, situada en el istmo de las fauces, llamada anillo amigdalino o anillo de Waldeyer, que tiene la misión fundamental de evitar la diseminación de las infecciones desde las cavidades nasal y oral hacia los tubos respiratorio y gastrointestinal.

 

Laringofaringe. Es la parte laríngea de la faringe, ya que se encuentra por detrás de la laringe. Se continúa con el esófago. Por su parte posterior se relaciona con los cuerpos de las vértebras cervicales 4ª a 6ª.

p Leer más...

Esófago
P@)

El esófago es el tubo que conduce el alimento desde la faringe al estómago. En la parte superior del esófago está el esfínter faringoesofágico, entre la faringe y el esófago, que permanece cerrado entre deglución y deglución y, por tanto, impide que el aire entre en el esófago durante la inspiración. En el extremo inferior del esófago se sitúa el esfínter gastroesofágico, entre el esófago y el estómago. La función principal de este esfínter es impedir el reflujo del contenido gástrico hacia el esófago; en caso de fallo, se ulcera (esofagitis por reflujo).

Estómago
pP@)

El estómago es una dilatación del tubo digestivo situada entre el esófago y el duodeno, con una capacidad aproximada de 1-1,5 litros. Difiere del resto del tubo digestivo en que su pared tiene una tercera capa de fibras musculares.

 

Consideramos que el estómago tiene forma de J y está formado por: 

  • el fundus o fórnix, la parte más alta del estómago, situado en la zona superior y a la izquierda del orificio de comunicación con el esófago o cardias; 
  • el cuerpo, la zona comprendida entre el fórnix y la incisura angular, limitado a ambos lados por las curvaturas mayor y menor; 
  • la porción pilórica o píloro, con forma de embudo, que es la zona comprendida entre la incisura angular y el esfínter pilórico, que separa al estómago del duodeno.

Ver imagen: Estómago

p Leer más...

Intestino delgado
pP@)

Estructura macroscópica

El intestino delgado es un tubo estrecho que se extiende desde el estómago hasta el colon. Consta de 3 partes: el duodeno, el yeyuno y el íleon.

 

El duodeno tiene unos 25 cm de longitud y se extiende desde el píloro hasta el ángulo duodeno-yeyunal. Rodea la cabeza del páncreas. Recibe el quimo del estómago, las secreciones del páncreas y la bilis del hígado.

El yeyuno y el íleon tienen en conjunto más de 4,5 m de longitud y forman las llamadas asas del intestino delgado. La desembocadura del íleon en el colon se produce en el ciego, en el orificio ileocecal, que está rodeado por la válvula ileocecal, cuya función principal es evitar el reflujo de materias (esfínter ileocecal). 

 

Estructura microscópica

La mucosa y la submucosa del intestino delgado están dispuestas en forma de pliegues circulares. Estos pliegues circulares aumentan unas 600 veces el área de absorción de la mucosa intestinal y, a su vez, están cubiertos totalmente de minúsculas proyecciones de la mucosa, en forma de dedo, las llamadas vellosidades intestinales. La superficie de estas vellosidades forma unas prolongaciones llamadas microvellosidades. Entre una vellosidad y otra se sitúan las criptas de Lieberkühn y las glándulas de Brunner, que proporcionan un medio acuoso. En los seres humanos, el epitelio del intestino delgado se renueva en un plazo de una semana, aproximadamente. En las paredes del yeyuno ilion se encuentran unas acumulaciones de tejido linfoide llamadas placas de Peyer que forman parte de la colección de tejido linfoide asociado a la mucosa que se encuentra en el nivel de los tubos digestivo y respiratorio

p Leer más...

Intestino grueso
pP@)

El intestino grueso se extiende desde la válvula ileocecal hasta el ano, tiene unos 1,5 m de longitud y consta de: 

 

  • El ciego, que es un fondo que comunica con el íleon a través de la válvula ileocecal. 
  • El apéndice vermiforme, una protrusión que si se inflama origina apendicitis. 
  • El colon ascendente, que tiene unos 15 cm de longitud y se extiende desde la válvula ileocecal hasta el ángulo cólico derecho o ángulo hepático, donde gira para continuar en el colon transverso. 
  • El colon transverso, que tiene unos 50 cm de longitud y se extiende transversalmente hasta el ángulo cólico izquierdo o ángulo esplénico, donde el colon gira para continuar en el colon descendente. 
  • El colon descendente, la porción más estrecha del colon, que tiene unos 30 cm de longitud y se extiende desde el ángulo esplénico hasta el borde de la pelvis. 
  • El colon sigmoide, que tiene unos 40 cm de longitud y se extiende desde el borde de la pelvis hasta la cara anterior de la 3ª vértebra sacra. 
  • El recto, que tiene unos 12 cm de longitud y se extiende desde el colon sigmoide hasta el conducto anal. Se encuentra en la parte posterior de la pelvis , por su parte distal, se ensancha y forma la ampolla rectal. 
  • El conducto anal, que es la porción terminal del tubo digestivo, se encuentra fuera de la cavidad abdominal y se abre al exterior por un orificio llamado ano. En él se distinguen 2 esfínteres, el esfínter anal interno y el esfínter anal externo. Aquí encontramos el plexo venoso que es clínicamente importante ya que su agrandamiento da como resultado las hemorroides.

 

Ver imagen: Intestino grueso

p Leer más...

4 Valoraciones, valoración media 3,5 de 5.

12345
Guardando valoración... Guardando valoración...

Última modificación: 26/05/15 10:43h