Autor/a
Avelina Tortosa i Moreno
Doctora en Medicina
+

Generalidades
pP@)

El sistema nervioso es una red compleja de estructuras especializadas (encéfalo, médula espinal y nervios) que tienen como misión controlar y regular el funcionamiento de los diversos órganos y sistemas, y coordinar su interrelación y la relación del organismo con el medio externo.

El sistema nervioso se divide en dos grandes subsistemas: 

  1. el sistema nervioso central (SNC), compuesto por el encéfalo y la médula espinal;
  2. el sistema nervioso periférico (SNP), dentro del cual se incluyen todos los tejidos nerviosos situados fuera del sistema nervioso central.

 

El SNC está formado por el encéfalo y la médula espinal. El encéfalo es la parte del sistema nervioso central contenida en el cráneo, y comprende el cerebro, el cerebelo y el tronco del encéfalo o encefálico. La médula espinal es la parte del sistema nervioso central situada en el interior del canal vertebral y se conecta con el encéfalo a través del agujero occipital del cráneo. El SNC (encéfalo y médula espinal) recibe, integra y correlaciona distintos tipos de información sensorial. Además, el SNC es también la fuente de los pensamientos, las emociones y los recuerdos de las personas. Tras integrar la información, a través de funciones motoras que viajan por nervios del SNP, ejecuta una respuesta adecuada.

El sistema nervioso periférico está formado por nervios que conectan el encéfalo y la médula espinal con otras partes del cuerpo. Los nervios que se originan en el encéfalo se denominan nervios craneales, y los que se originan en la médula espinal, nervios raquídeos o espinales. Los ganglios son pequeños acúmulos de tejido nervioso situados en el SNP.


Anatomía microscópica: neuronas y neuroglia

El tejido nervioso consta de dos tipos de células: las neuronas y la neuroglia o glia. Las neuronas son las células responsables de las funciones atribuidas al sistema nervioso: pensar, razonar, control de la actividad muscular, sentir, etc. Son células excitables. Representan la unidad básica funcional y estructural del sistema nervioso. Tienen una estructura básica y constan de 3 partes esenciales: cuerpo neuronal, dendritas y axones. Están sostenidas por un grupo de células no excitables que en conjunto se denominan neuroglia.

En un corte fresco del encéfalo o la médula espinal, algunas regiones son de color blanco y brillante, y otras, grisáceas. La sustancia blanca está formada por fibras nerviosas mielínicas y por tejido neuroglial. Es el color blanco de la mielina lo que le confiere su nombre. La sustancia gris está integrada por neuronas y sus prolongaciones, fibras nerviosas. Su color grisáceo se debe a la escasez de mielina.

p Leer más...

14 Valoraciones, valoración media 3,5 de 5.

12345
Guardando valoración... Guardando valoración...
Última modificación: 26/05/15 10:55h