01 de Abril de 2021

Cómo hacer frente a las alergias

Debido a los cambios en el entorno y en nuestro estilo de vida, como el aumento de la polución, el exceso de higiene o el uso abusivo de antibióticos, cada vez más personas sufren alergias, sobre todo en entornos urbanos.

La alergia es una reacción inmunitaria del cuerpo que puede desencadenarse por una gran variedad de sustancias externas que se llaman alérgenos y que pueden producir reacciones si se inhalan (ácaros, pólenes, epitelios, hongos...), ingieren (alimentos, fármacos), se inyectan (fármacos, picadura de insectos) o si están en contacto con la piel (fármacos, alimentos, cosméticos...).

flor del almendroLos síntomas pueden ir desde picor y enrojecimiento de los ojos y la nariz con estornudos, hasta crisis de asma. La intensidad, frecuencia y duración de los síntomas de alergia respiratoria varían para cada persona. Cuando los síntomas son intensos, la calidad de vida se ve afectada y puede interferir en el rendimiento escolar y las actividades de ocio. Por este motivo, es importante reconocer los síntomas para poder iniciar un estudio que lleve al diagnóstico del alérgeno ambiental que desencadena los síntomas y poder aplicar el tratamiento adecuado.

Las alergias pueden estar relacionadas con:

  • Los animales: Los animales de pelo son causa frecuente de alergia, como los gatos, los perros o los caballos. Los animales van cambiando de piel lentamente y desprenden partículas microscópicas de caspa que flotan en el aire. Una persona puede tener síntomas de alergia al respirar o contactar con la caspa, aunque el animal no esté presente. También se puede tener alergia a la saliva o la orina del animal.

    Consejos:
    • Saca el animal del domicilio y haz limpieza a fondo de la vivienda. Procura tocarlo lo menos posible y evita que el animal entre en tu habitación.
    • Lava el animal con frecuencia y aplica productos para disminuir la producción de caspa.
  • Los hongos: Es frecuente hablar de alergia a la humedad para referirse a lo que en realidad es alergia a los hongos. La alternaria es el hongo más frecuente. Los hongos desprenden unas partículas llamadas esporas que flotan en el aire y causan síntomas de alergia en los ojos, nariz y pulmones de las personas con este problema. Predominan más en condiciones de oscuridad y humedad y se encuentran tanto en espacios interiores como exteriores.

    Consejos:
    • Evita la humedad en paredes y armarios. No se deben utilizar humidificadores.
    • Ventila y expón las habitaciones al sol lo máximo posible.
    • Mantén bien seca la ducha o el baño.
    • Guarda la ropa y zapatos cuando estén bien secos.
    • Evita las plantas de interior.
    • Usa el aire acondicionado y la calefacción para resecar el ambiente y disminuir la cantidad de hongos. Limpia los filtros regularmente.
  • El polen: Las plantas, en su época de floración sueltan el polen, granos microscópicos que se pueden desplazar a kilómetros de distancia. Cada planta tiene una época de floración específica. No es posible eliminar completamente el polen, pero las medidas de control ambiental permiten reducir su exposición.

    Consejos:
    • Identifica a qué plantas tienes alergia y la época del año en que deja el polen. En Internet existen páginas que informan sobre los niveles de polen.
    • Ventila el domicilio diariamente durante unos 30 minutos evitando las horas de máxima concentración de polen (de 7 a 10 h y al atarceder).
    • Evita pasar mucho tiempo al aire libre en la época de floración, sobre todo en días de viento.
    • Usa gafas de sol.
    • Seca la ropa con secadora, si es posible.
    • Utiliza filtros especiales para el aire acondicionado.
    • Pela y lava las frutas y vegetales que pueden tener granos de polen pegados.
  • Los ácaros: Los ácaros son microorganismos que se encuentran en el polvo. Para desarrollarse necesitan oscuridad, humedad y temperaturas cálidas. En los hogares viven en diferentes tejidos: alfombras, cortinas, etc. Pero sobre todo en el dormitorio: en colchones, almohadas o edredones. Las reacciones alérgicas que provocan no son los ácaros en sí, sino a los residuos que generan.

    Consejos:
    • Ventila la habitación para disminuir la temperatura y la humedad. Es mejor hacerlo en las horas de más sol.
    • Cubre el colchón con funda de tela. Existen en el mercado fundas específicas que permiten la transpiración y evitan los ácaros. Es mejor evitar los edredones. Es preferible que el colchón y las almohadas sean de látex o material acrílico.
    • La ropa de la cama se debe lavar una vez a la semana con agua caliente (55ºC). Airea las mantas con frecuencia y lávala cada 3 meses (no deben ser de lana, sino de algodón o acrílicas).
    • Evita las alfombras, cortinas y moquetas, deja los muebles indispensables.
    • Para eliminar el polvo de los muebles, utiliza paños húmedos, para evitar que el polvo se traslade de un lugar a otro.
    • Aspira las alfombras y cortinas del resto del hogar. Las aspiradoras con filtro HEPA son las más adecuadas, ya que atrapan las partículas más pequeñas.
    • Una vez realizada la limpieza, cierra el dormitorio hasta la hora de dormir, para favorecer que las partículas de polvo en suspensión sedimenten en el suelo y dejen el aire limpio.

Consulta más información sobre las alergias.

0 Valoraciones.

12345
Guardando valoración... Guardando valoración...

Comentarios

Envía un comentario

12345

Números y letras minúsculas.
  Atención: El comentario será revisado antes de ser publicado.